Tags: entre taxonomía y folksonomía

Hace poco posteaba una recopilación de enlaces sobre categorías versus tags, dentro de la cual aparecían variadas posiciones sobre el tema del uso de tags (o “etiquetas”, como es la traducción que propone Juglar) para categorizar/describir contenidos. Como era posible ver en aquellos artículos, la discusión más importante al tratar este tema tiene relación con si tags y categorías son lo mismo o no.

En este post, trataré de dar mi opinión del tema, aclarando de antemano que no soy un experto en categorización / taxonomías/etiquetado / folksonomías, pero trataré de abordar el problema desde una perspectiva que hasta ahora no he visto, y que incorpora una variable que en mi opinión es fundamental para poder establecer (o no) la diferencia entre etiquetas y categorías: el contexto.

Etiquetas: dónde y por qué

Atendamos a las condiciones en que surgieron los sistemas basados en tags: para esto, tenemos como principal referencia una transcripción de una mesa redonda llamada Folksonomy, or How I Learned to Stop Worrying and Love the Mess realizada con Clay Shirky (como moderador), Stewart Butterfield (de Flickr), Joshua Schachter (de del.icio.us) y Jimmy Wales (de la Wikipedia en inglés), es decir, con los primeros protagonistas de esta revolución. Intentaré resumir sus puntos de vista:

  • Para Jimmy, el principal uso de la folksonomía permite a los contribuidores a la Wikipedia poder crear categorías “al vuelo”, las que luego pueden ser revisadas por otros editores para progresivamente ir refinándolas para llegar a sistemas de categorías más “refinadas”, consensuadas. En este sentido, se privilegia el interés y el entendimiento grupal por sobre la subjetividad en caso de producirse un conflicto entre el individuo y el grupo
  • Para Stewart, el uso de la folksonomía en Flickr apunta al hecho fundamental de dejar que los usuarios recuerden. En este sentido, actúan más como descriptores altamente subjetivos de las fotografías. Agrega que las personas comenzaron a utilizar los mismos descriptores para agrupar proyectos.
  • Joshua asevera que etiquetar no implica categorizar, sin embargo, a partir de esta acción se van creando agrupaciones de contenido que no necesariamente tienen una relación con la etiqueta ocupada para describirlo. Luego establece algunas diferencias en cuanto al uso de las etiquetas:
    • En Flickr, etiquetas tus cosas, para tus propios propósitos
    • En Technorati, etiquetas tus cosas para los propósitos de los demás
    • En del.icio.us, etiquetas cosas de los demás para propósitos propios

Ahora, si nos detenemos a considerar las características comunes que podemos encontrar en estos tres sitios pioneros en el uso de etiquetas, creo que es posible discernir que en primer lugar nos encontramos frente a sitios donde el volumen de información generada diariamente es enorme, así como también el número de usuarios de cada uno de ellos. En lo personal, creo que esto no es un dato menor, puesto que permite la emergencia espontánea de agrupaciones de contenidos.

Nubes de etiquetas y categorías emergentes

Concuerdo con Vanesa, quien afirma que las folksonomías se contruyen en base a etiquetas o palabras clave asignadas por el autor o el visitante (negritas mías) —concepción que es bastante similar a la postulada por Owen, quien escribe sobre las diferencias “filosóficas” entre tags y categorías, aunque desde un punto de vista bastante práctico— pero creo que dado el aspecto social que ella misma reconoce en este tipo de clasificaciones, es necesario considerar también la hipótesis de que, si bien no podemos decir que el contenido descrito con algunos tags haya sido categorizado bajo él, en la práctica, es como si constituyesen una categoría, y ahí es donde entra en juego el volumen de usuarios y contenidos: como afirma Joshua, la gran mayoría de las etiquetas en uso son muy idiosincráticas para llegar a agrupar muchos contenidos, sin embargo, existen algunas etiquetas que de hecho sí reúnen bastantes fotos, posts, enlaces, etc.

Es cierto que en el momento de describir un elemento en particular con determinado tag, probablemente no exista un tratamiento intelectual, ni mucho menos que se apliquen (al menos hasta ahora) organizaciones jerárquicas entre ellos, al menos en un nivel de análisis individual. Sin embargo, si consideramos el conjunto de los contenidos descritos con etiquetas, creo que es posible plantear la idea de un proceso cognitivo a nivel colectivo que lleva a que algunas sean más utilizadas que otras, constituyendo verdaderas categorías emergentes, o lo que se ha conceptualizado en lingüística bajo el nombre de prototipos lingüísticos.

¿Tags = categorías?

Frente a la cuestión de si tags y categorías son lo mismo, por lo tanto, debería responder que depende: en el contexto en que me he situado hasta ahora, etiquetas y categorías son cosas distintas, a pesar de que algunas etiquetas en la práctica funcionan como categorías, ni siquiera bajo un modelo de clasificaciones facetadas, en las que existen diversos criterios para definir las categorías:

La clasificación facetada se diferencia de la clasificación jerárquica simple en que los objetos son caracterizados a través de múltiples dimensiones o facetas, cada una de las cuales posee su propio grupo de categorías.

nosolousabilidad.com > Clasificaciones Facetadas y Metadatos (I): Conceptos Básicos

Por lo tanto, un artículo marcado con speech, information, cool, humour, a pesar de ser caracterizado en múltiples dimensiones, más que categorizado es más bien descrito en términos de palabras clave, adscritas según diversos criterios, pero que en general aportan información extra al elemento descrito, es decir, actúa como metadatos. Es este factor también el que justifica la utilidad de sistemas de etiquetado, ya que a pesar de existir sistemas como Google, que registran todo el contenido de una página, los metadatos pueden aportar información que no aparezca explícita en su contenido.

Finalmente, falta considerar esta pregunta en otro contexto… justamente, en weblogs.

¿Folksonomía en weblogs? La “gente” se reduce a 1

Federico encendió la polémica con su post Detrás de la nube de tags, al afirmar que ¡Los tags son categorías! (negritas suyas). En este artículo, plantea que más allá de la posibilidad de jerarquización que ofrecen las categorías, la única diferencia entre éstas y los tags radicaría en cómo categorizar/etiquetar un post:

La única diferencia es una cuestión práctica: en lugar de tener que recurrir a un administrador de categorías, las escriben todas juntas, en una misma linea, para que luego un script lo analice. Puede ser más fácil y más rapido pero no hay ninguna magia en eso, es sólo una mejora en la forma de uso.

5.1.1 > Detrás de la nube de tags (cursivas suyas)

Creo que su argumento es fundamentalmente correcto, pero incompleto: está en lo cierto al referirse a los weblogs como unidades; no lo estaría al pensarlos como parte de la blogósfera o en comunidad con otros, tal como sucede en Technorati.

Me explico, explicitando algo que ya lo había insinuado (y que en realidad ha estado implícito en todo el post): el hecho de que los sistemas de etiquetado sólo tienen sentido al pensarlos en ambientes sociales, es decir, no de un solo weblog o una sola persona —en ese caso, estaríamos hablando más bien de palabras clave sin más. Es la perspectiva comunitaria la que aporta la riqueza de poder ocupar tags para marcar contenidos, tendiendo hacia la emergencia de categorías como explicaba anteriormente.

En este sentido, las etiquetas dentro de un weblog funcionarían como categorías más bien laxas, y sólo al ser consideradas en comunidad actuarían realmente como tags: no tiene sentidido hablar de “folksonomía” cuando “gente” (folk) es igual a 1, como sucede en la gran mayoría de los weblogs, pero sí lo tienen si consideramos que, como afirma Eduardo Arcos, los weblogs son conversaciones, y cada weblog tiene algo que decir.

Mientras cada weblog pueda decir algo y existan sitios en los que podamos agrupar los temas de sus conversaciones mediante etiquetas, éstas continuarán siendo una ayuda para quienes publiquen y lean weblogs.

Créditos de las fotos:

La primera foto que aparece en este post fue tomada por EXB-WDC. La segunda, por fazen. Ambas están protegidas por una licencia de Creative Commons.