Legibilidad y lecturabilidad

En los comentarios a la entrada anterior, Cavalleto me llama la atención por esta especie de neologismo que pueden ver en el título de este artículo: lecturabilidad

Debo indicar en primer lugar que dicho término fue utilizado voluntariamente, y la razón para “inventarlo” es que simplemente en español no existe una mejor forma para señalar la diferencia entre dos conceptos que en inglés son señalados con los términos legibility y readability —de seguro existe algún término técnico que toma su lugar pero desconozco… ¿Miguel, alguna pista?

A poco de haber publicado este artículo, Javier me corrigió y enseñó los términos correctos, aceptados: inteligibilidad para legibility y legibilidad para readability. Esta versión incluye las correcciones necesarias.

La barrera idiomática

Quizás sea conveniente explicar un poco la dificultad: ambos términos se traducirían de una forma aproximada por legibilidad; sin embargo, hacen referencia a conceptos algo distintos (aunque relacionados).

Según DT&G, es posible definir estos términos de la siguiente forma:

Inteligibilidad (legibility)
La inteligibilidad es la característica de una tipografía que permite al ojo distinguir un caracter del otro. En algunas fuentes, las formas de algunas letras causan que la tipografía tenga una legibilidad disminuida. Por ejemplo, al ajustar la Avant Garde muy apretada en tamaños más pequeños, hay algunas combinaciones de letras que se hacen ininteligibles —como la letra minúscula “i” junto a otra letra recta y elevada, como una “l” o una “t”.
La inteligibilidad es construida en la fuente por el diseñador. Es algo sobre lo cual no podemos hacer nada —está más allá del control del diseñador gráfico
Legibilidad (readability)
La legibilidad es la relativa facilidad con que una fuente puede ser leída cuando sus caracteres se agrupan en palabras, oraciones y párrafos. A diferencia de la legibilidad, la lecturabilidad en el ajuste de los caracteres está a merced del tipógrafo [¿es este otro neologismo?] o la configuración que haga el diseñador gráfico. Puedes tener una fuente que sea altamente inteligible y convertirla en ilegible. Realmente esto pasa muy a menudo
Desde ya me disculpo por el uso laxo de la terminología (hey, no soy especialista) y la traducción. Espero que se entienda el punto: la legibilidad tiene que ver con una propiedad intrínseca al diseño de una fuente, mientras que para la lecturabilidad influyen otro tipo de factores que tienen que ver con la disposición de una fuente y su integración en un diseño, y ésta tiene más relación con algo más que poder distinguir cada caracter: con la capacidad para poder leer un texto, o que éste sea “lecturable”

Hace tiempo escribí un artículo sobre factores que influyen en la legibilidad , aunque en ese entonces no planteaba este término por lo que aparece mezclado con la legibilidad. De todas maneras creo que es entendible, pero planteo un resumen de aquél (y quizás algún otro dato nuevo):

Hace tiempo escribí un artículo sobre factores que influyen en la legibilidad. Acá va un resumen:
  • Las fuentes de familias serif (como la Times New Roman o la Georgia) suelen ser señaladas como más inteligibles y legibles en medios impresos, ya que sus adornos forman una línea imaginaria que sirve de guía al ojo del lector
  • Como contraparte, las fuentes de familias sans-serif (Arial, Helvetica, Tahoma, Verdana) funcionan mejor en pantallas, ya que éstas tienen una resolución muy inferior en comparación a un libro (por ejemplo); los adornos de las serif pierden detalle y estas fuentes que son más sencillas resultan más inteligibles
  • Existen una excepción notable al punto anterior: Georgia es una fuente de tipo serif diseñada por Microsoft especialmente para ser especialmente inteligible en pantallas, es distinguiblemente más gruesa, sencilla y ancha que otras fuentes serif
  • Factores que influyen en la legibilidad. Principalmente dos: el ancho de la línea y la separación entre líneas. Líneas muy anchas se hacen más difíciles de comprender y lentas de leer (vean por ejemplo el caso de los periódicos con muchas columnas relativamente angostas); por otra parte la separación entre líneas debe permitir al lector encontrar el inicio de una nueva línea sin confundirse con las que la rodean (ni muy juntas ni muy separadas)

Importantes factores a la hora de empezar a jugar con el diseño de fuentes de nuestras páginas. Gracias a cavalleto por la inspiración ;)