¡Postéame!

Probablemente una de las cosas que más me mosquea de ver en internet es llegar a cualquier página donde el autor de alguna foto, artículo, post, video, etc. pide que le “posteen” o le agradezcan… damas y caballeros, el que “postea” es el que publica algo, los demás se llaman comentarios.

late night discussion Pero dejo de lado lo que podría ser una pueril discusión terminológica para pasar a anunciar lo que me interesa: finalmente, tras un montón de tiempo, he activado los comentarios en este blog — en verdad, casi siempre estuvieron activados, lo que pasaba era que no había completado el diseño correspondiente a esa sección, por lo que no se podían enviar comentarios. En fin…

Pingbacks y trackbacks también están habilitados, pero no verán la dirección porque en verdad no la necesitan: basta con enlazar directamente a una entrada, y si tu blog tiene habilitado el envío de pings, aparecerá mágicamente el enlace acá.

También he hecho otros cambios menores.

Para ver correctamente los cambios, por favor hagan una “super-recarga” de la página (en serio se llama así) con Ctrl+Shift+R… y ¡posteen!