Cinco cosas que puedes hacer “out-of-the-box” en Linux… y en Windows no

Tras cambiarme definitivamente a Ubuntu/Linux hace más de un año, son varias las limitaciones que me he encontrado en Windows al tratar de realizar tareas que en Linux son triviales y parte fundamental del sistema, pero que en Windows están limitadas (por quizás que absurda razón) con lo que para lograr lo mismo generalmente necesitas de software de terceros… Gracias a estos pequeños programas uno aprende a perder el miedo y querer la terminal

Programar el apagado del computador

En Linux, existe un sencillo programa para programar el apagado del computador que se puede invocar desde la terminal: shutdown. Para utilizarlo, debes teclear en una terminal sudo shutdown -P +60 si quieres que se apague en una hora a partir del momento en que ingresas el comando. El tiempo en que se apagará lo indica la parte +60; debes ingresarlo en minutos y recordar ejecutarlo como administrador con sudo.

Cortar o unir archivos

En Linux tenemos un par de comandos que nos permiten lograr estas tareas: cat y split.

Supongamos que tienes un archivo llamado ejemplo.mp3, que quieres dividir en trozos de 10MB, llamados ejemplo.mp3.001, ejemplo.mp3.002, ejemplo.mp3.003...

Desde la terminal, ingresa al directorio donde está tu archivo e ingresa el siguiente comando: split -b 10MB -d -a 3 ejemplo.mp3 ejemplo.mp3. (ojo con el punto al final); donde:

  • split es el comando,
  • -b 10MB indica el tamaño de los trozos,
  • -d -a 3 indica que los archivos resultantes llevarán el sufijo 001, 002, 003…
  • ejemplo.mp3 es el archivo que quieres dividir
  • ejemplo.mp3. es el nombre que llevarán los archivos resultantes antes del 001, 002, 003…

Para unir los archivos, utilizaremos: cat ejemplo.mp3.* >> ejemplo.mp3; suponiendo que los archivos a unir se llaman ejemplo.mp3.001, ejemplo.mp3.002, etc. El asterisco es un comodín, lo que significa que el programa unirá todos los archivos cuyo nombre empiece por “ejemplo.mp3.” (nuevamente, ojo con el punto). La parte >> ejemplo.mp3 en este ejemplo, significa que el archivo resultante de la unión de ejemplo.mp3.001, ejemplo.mp3.002, etc; se llamará “ejemplo.mp3”

SSH (Secure Shell)

SSH es un protocolo para acceder de forma segura a máquinas remotas a través de una red; en otras palabras, te permite acceder, a través de la línea de comandos, a otro computador e interactuar con él tal como si lo tuvieras al frente.

Usar SSH presenta varias ventajas y posibilidades frente a FTP o paneles de administración (por ejemplo, puedes usarlo para actualizar WordPress), aunque dado que estás interactuando a través de la terminal, parece ser un poco menos “amigable para el usuario” — aunque, si piensas crear un blog en un hosting (en contraposición a un servicio como Blogger o WorPress.com), lo más probable es que seas (o quieras ser) algo más que un simple “usuario”.

En Windows, si quieres usar SSH debes instalar Putty; en Linux, simplemente debes ir a la consola y teclear ssh.

Instalar actualizaciones del sistema

En Windows, la gestión de paquetes es un concepto totalmente extraño, pero los usuarios de Linux sabemos de las ventajas que los diversos sistemas de gestión de paquetes entregan: entre ellas, instalar software desde fuentes confiables y mantener todo los programas (sean parte del Sistema Operativo o adicionales) actualizados son dos de las más importantes.

<rant>En lo personal, creo que una de las cosas más molestas de Windows Vista es la forma en que maneja las actualizaciones del sistema: prácticamente cualquier actualización (fuera de las simples definiciones de Windows Defender) implica que al apagar el sistema debas esperar la configuración de las actualizaciones; proceso que sólo se completa al iniciar nuevamente tu PC, cuando Windows termina de configurar las actualizaciones antes de iniciar tu sesión… en verdad, no creo que pueda existir una forma más molesta de hacer esto. La gota que colma el vaso es cuando debes instalar actualizaciones críticas que absolutamente necesitan de un reinicio, ya que en este caso las opciones al terminar el proceso de actualización son: reiniciar ahora, o en no-sé-cuantos-minutos-más… por supuesto, si eliges la segunda, ahí tendrás nuevamente una linda venta avisándote que, a menos que se te empiecen a colar virus por doquier, debes reiniciar inmediatamente (o en-no-sé-cuanto-rato-más).</rant>

En Ubuntu, la situación es bastante distinta: existe apt, Synaptic y un gestor de actualizaciones que hacen la tarea de mantener el software de tu PC muy sencilla y casi totalmente automatizada (o totalmente automatizada, si lo prefieres). Y olvídate de “reiniciar ahora o en no-se-cuanto-rato-más”, tienes la opción de no reiniciar hasta que tú quieras; y lo que es mejor: sólo necesitas reiniciar cuando instalas actualizaciones del kernel Linux.

Para actualizar tu sistema desde la terminal, sólo debes utilizar dos comandos: sudo apt-get update para obtener una lista actualizada del software disponible y luego sudo apt-get upgrade para descargar e instalar las actualizaciones.

Montar una imagen de disco

Una imagen de disco es un archivo que tiene una copia exacta del sistema de archivos de un CD o DVD (no, no es lo mismo que guardar todos los archivos de un disco en un archivo comprimido). Generalmente, las imágenes de disco se utilizan para distribuir software (por ejemplo, Ubuntu o otras distribuciones de Linux se distribuyen por internet a través de imágenes de disco) y sirven para quemar esta copia exacta en un CD/DVD, pero también se pueden “montar” en una unidad virtual de tu computador sin necesidad de gastar un disco.

Para montar una imagen de disco en Ubuntu, debes hacer lo siguiente:

  • Ingresar a la terminal (de a poco se le pierde el miedo)
  • Ingresa a /media y crea un directorio que servirá de punto de acceso a la imagen de CD: cd /media && sudo mkdir imagen-cd
  • Ve al directorio donde está tu imagen de cd e ingresa lo siguiente: mount -o loop disco.iso /media/imagen-cd, donde disco.iso es el nombre de archivo de tu imagen de cd

Y si aún le temes a la terminal, hay dos opciones que puedes revisar: gISOMount y Gmount-iso.

Bonus: Crear una imagen de disco

Y hablando de imágenes de disco, vale la pena agregar que en Linux (y otros derivados de UNIX) la creación de una imagen ISO también es parte fundamental del sistema, y por lo tanto, existe un comando para la terminal que permite realizarlo fácilmente.

Primero que nada, debes asegurarte que el sistema de archivos del que quieres crear la imagen no esté montado: por ejemplo, si quieres crear una imagen de disco de un CD o DVD, y éste está montado en /media/cdrom0, debes ejecutar sudo umount /media/cdrom0.

Y ahora, a crear la imagen: dd if=/dev/scd0 of=/home/tu-usuario/tu-imagen.iso; donde /dev/scd0 es el sistema de archivos del que quieres crear la imagen (si no sabes dónde está el sistema de ficheros que quieres copiar, puedes echar un vistazo al Monitor del Sistema de GNOME)… y listo, en un rato tendrás tu imagen ISO.