La des/ilusión de la red

Hace algunos posts (lo que en la práctica significa hace unos buenos meses atrás) publiqué sobre Evgeny Morozov y su charla en TED sobre cómo la red ayuda a las dictaduras. Este bielorruso es un ácido crítico de la idea de la red como facilitadora de la democracia o como herramienta que potencie el activismo. A principios de este año publicó un libro llamado The Net Delusion: the dark side of internet freedom dedicado completamente a este tema.

En el otro rincón, tenemos a Cory Doctorow, un “autor de ciencia ficción, activista, periodista y blogger” que entre otras cosas es co-editor de Boing Boing y que ha realizado un comentario muy interesante y profundo de los argumentos que Morozov plantea en su libro, concediéndole la razón en muchas oportunidades pero también haciendo una lectura crítica y que en muchos casos complementa o derechamente desarticula lo planteado en el libro.

Continue reading “La des/ilusión de la red”

Tu memoria en la nube

Concuerdo con Robert Cringely cuando afirma que si este va a ser el año de la consagración de la cloud computing, probablemente también será el año en que nos va a decepcionar. No se trata de hacer profecías apocalípticas ni ser especialmente pesimista, sino quizás más bien a una consecuencia natural del hype en torno a la cloud computing, ya que siempre es difícil vivir a la altura de expectativas irreales —ya sea por su desconocimiento o por lo infladas que han sido como discurso de venta… y al hablar de cloud computing, creo no equivocarme al plantear que de forma importante estas expectativas tienen especial relación con la conservación de nuestra memoria.

Continue reading “Tu memoria en la nube”

Android vs. Apple iOS

La competencia entre Android y el iOS de Apple (que incluiría tanto a iPhone como iPad e iPad Touch) se calienta cada día, con fanáticos de uno y otro lado tratando de acallar a sus adversarios.

Hoy Wired publicó un artículo llamado Letter From Silicon Valley: Doing the Math on Android vs. Apple, en el que argumentan justamente que la comparación entre ambos bandos debiese contemplar toda la gama de productos de Apple con iOS y no solo iPhone, ya que la competencia se trata en realidad de plataformas de software y no solamente de teléfonos — hace algún tiempo que ya se están vendiendo más teléfonos con Android que iPhones (con la salida de iPhone 4 probablemente se revierta temporalmente esta tendencia, aunque habría que ver si eso se podría explicar más por usuarios actuales de iPhone que adquieren la nueva versión del teléfono, o bien usuarios nuevos), lo que se ha convertido en grito de guerra de los fandroids — pero olvida considerar que Android también será (¿es?) usado en tablets, Google TV y otros dispositivos que se integran completamente con el ecosistema Android, además de otros que aunque no entreguen toda la experiencia Android se basan en él como sistema de base, como mi recién llegado nook.

Las discusiones en torno a estos dos sistemas son tan extensas como interesantes, ya que pueden enfocarse desde múltiples puntos de vista: experiencia de usuario, diseño, performance, modelo de desarrollo (código abierto / plataforma cerrada), modelo de consumo, innovación, hardware, relación con desarrolladores de aplicaciones… llegando hasta temas como censura, libertad de expresión, control de uso o libertades individuales — temas que se van mezclando en las posturas a favor de uno u otro bando:

Android = open, free to develop, better OS, better hardware, cheaper, no ATT account required, not run by a egomaniac that wears black sweaters in the summer.

iOS = a rip of of the name of Cisco’s router OS (IOS), limited dev platform, costs more, requires apple product and cannot be used ANYWHERE else, workers that make them commit suicide, non-opensource, slower hardware, generally sucks.

Looks like Android wins! [comentario de bacon_is_not_geek_related]

Continue reading “Android vs. Apple iOS”

De libros electrónicos y la textualidad

Saltando de blog en blog a partir del siempre recomendable weeklog de Überbin, me encontré con un post de Antonio Ortiz sobre sus primeras impresiones sobre el Kindle — lo que me llamó especialmente la atención ya que estoy esperando la llegada de un nook.

Más allá de describir la experiencia de lectura, el post está teñido de una nostalgia sobrecogedora no solo por la añoranza del libro físico (el olor del papel, la calidad al tacto, la dimensión) sino también en cuanto al lugar que los libros demarcan en la memoria:

No hay consideraciones sobre la tecnología esta vez. Sólo dos apuntes más: es probable que soportemos mejor las restricciones, el control, en la literatura que en la música porque tienen un espacio muy diferente: sigo escuchando discos de hace 15 años, pero me sería muy costoso volver a los libros de aquella época. Deberíamos empezar a despedirnos no sólo del papel, de su olor y su espacio, también de la cultura de la posesión, algo cada vez más evidente en todos los “productos culturales”. El sentimiento de pertenencia de un fichero MP3, de un libro en PDF, de una película en MKV ya distaba mucho del que suscitaban sus soportes físicos; en los próximos años con los Spotifys, Youtubes y Kindles el proceso se acelerará, dejamos la cultura de la posesión para abrazar la cultura del acceso. Cuando le compro los primeros cuentos a mi hijo, cada vez tengo más la certeza de que cuando sea mayor y eche un vistazo al entrar en su habitación, no encontrará los libros que nos recuerdan quienes somos y qué lugar ocupamos en el mundo — Los detectives salvajes en el Kindle | Error 500

Continue reading “De libros electrónicos y la textualidad”

Evgeny Morozov: Cómo la red ayuda a las dictaduras

Evgeny Morozov estudia los efectos políticos y sociales de Internet. Escribe en el blog Net Effect, y el 2009 participó en TEDGlobal con una conferencia sobre Cómo la red ayuda a las dictaduras, presentando un panorama crítico ante el acostumbrado optimismo cyberutópico. Según la presentación de su charla…

Pincha lo que llama el “liberalismo iPod” — la suposición de que la innovación tecnológica siempre promueve la libertad y la democracia — con escalofriantes ejemplos de modos en que Internet ayuda a sofocar la disidencia

Jeff Jarvis en TEDx

Jeff Jarvis es uno de esos personajes que tienen la claridad suficiente para analizar el contexto de los medios digitales e internet. Estuvo presente en la reciente edición TEDxNewYork, con una presentación donde parte desde el convencimiento de que el público ya no es solamente una audiencia y lo lleva a interesantes reflexiones sobre las transformaciones que está sufriendo la academia y los medios de comunicación en la era de Google.

Dejo el video de la presentación y algunas notas (personales) a partir del mismo. También pueden consultar consultar sus notas de la presentación en su blog.

Y mis notas… pueden servir de resumen si no entiendes inglés, aunque probablemente he deformado (o interpretado, si lo prefieren) varias de sus ideas:

  • El público ya no es una audiencia, sino participantes de los procesos.
  • La academia (centros educativos) y los medios proveen principalmente validación, pero no estimulan la creatividad, el debate ni la colaboración.
  • Deberíamos apuntar a una lógica distinta: dedicarnos a lo que hacemos mejor, y enlazar a los demás (“do what do you best, and link to the rest”).
  • Academia, periodismo (medios de comunicación), consumo… mover al “usuario final” del final de la cadena.
  • Estos sistemas fueron pensados para la edad industrial y una lógica de producción en cadena y consumidores finales… ya no estamos en la era industrial: estamos en la era de Google.
  • La era de Google subvierte el orden de las relaciones de producción del conocimiento, la información (¿y los productos?); es una era donde cualquiera puede producir conocimiento o información, y todos pueden aprender.
  • Esto debería llevar a re-pensar (al menos en estos ámbitos) el problema económico de la escasez: el valor no puede estar asociado a la limitación de espacio en un salón.
  • La normalización de los saberes pierde sentido… el conocimiento no puede ser un producto, sino un proceso.
  • Los centros de educación podrían reflejar la regla del 20% de Google (Google permite a sus empleados utilizar el 20% de su tiempo en desarrollar proyectos personales; esto ha dado lugar a Gmail, Google Apps, entre otros). El fin de un proceso de conocimiento no estaría marcado por un diploma, sino por un portafolio de trabajo, lo que constituye una mejor representación de una forma de pensar

Apple y Adobe: el burro hablando de orejas

La pelea entre Adobe y Apple se está tornando cada día más bizarra: en el último round se cruzaron acusaciones de poca apertura, en circunstancias en que ninguno de los dos tiene un historial muy limpio en ese ámbito.

De parte de Adobe:

We are at the beginning of a significant change in the industry, and I believe that ultimately open platforms will win out over the type of closed, locked down platform that Apple is trying to create. I am excited about Flash Player 10.1 and Adobe AIR 2.0 and all of the opportunities that they will make available to Flash developers across multiple platforms (desktop, Android, Palm, Windows Phone 7, RIM, etc…). — On Adobe, Flash CS5 and iPhone Applications at Mike Chambers

Pero…

  • Flash nunca ha sido un estándar abierto… incluso los archivos que se usan en producción son compilados (los SWF), por lo que ni siquiera es un formato editable (necesitas acceso a la fuente FLA). Los movimientos más recientes hacia un desarrollo abierto son tentativos e insuficientes: el Open Screen Project establece condiciones para extender Flash, pero no para abrirlo: se elimina el pago de licencias, y se abren las especificaciones para dar la posibilidad de desarrollar otras implementaciones de reproductores Flash, pero el reproductor desarrollado por Adobe seguirá siendo de fuente cerrada — en otras palabras, se abre el formato, no el reproductor, y hasta la fecha (y hasta donde yo conozco) no hay ninguna implementación completa de estas especificaciones.
  • El tránsito de Adobe hacia estándares abiertos ha sido lento y movido principalmente por las amenazas de sus competidores: sólo comenzó el camino para transformar a PDF en un estándar abierto en 2007, luego que Microsoft tratara de avanzar en su mercado con XPS; mientras que el Open Screen Project sólo tomó forma luego de la fuerte promoción de Silverlight por parte de Microsoft, y del peligro de perder una importante cuota de mercado ante la implementación de HTML 5 y sus tecnologías asociadas.
  • PSD, el formato nativo de Photoshop, no es un estándar abierto. AI, el formato nativo de Illustrator, no es un estándar abierto. Los PNG producidos por Fireworks sólo sirven como imágenes planas con otros programas. Hasta donde yo sepa, no existen programas que ofrezcan compatibilidad completa con ninguno estos formatos.
  • El compromiso de Adobe con el código abierto ha sido en los mejores casos parcial: está ocurriendo con Flash, al licenciar parte de sus tecnologías asociadas, ocurrió con sus contribuciones al motor de Javascript de Mozilla.

"Someone has it backwards–it is HTML5, CSS, JavaScript, and H.264 (all supported by the iPhone and iPad) that are open and standard, while Adobe’s Flash is closed and proprietary," said spokeswoman Trudy Muller in a statement. — Adobe scraps work to bring Flash apps to iPhone | Deep Tech – CNET News

Pero ¿qué moral tiene Apple para hablar de apertura?

  • Todas las aplicaciones para iPhone/iPod Touch/iPad deben pasar por el control central de Apple, a través de un proceso muy poco claro del que más de alguno se ha quejado, como Google por Google Voice (en un lío que llegó hasta la Comisión Federal de Comunicaciones en EEUU), o más recientemente Grooveshark que ha visto a su aplicación rechazada sistemáticamente. (¿No se alcanza a ver el patrón? Google Voice atentaba contra el modelo de negocios de AT&T; la aplicación de Grooveshark contra el de la iTunes Music Store)
  • Como bien señala Jeff Jarvis, el iPad es un dispositivo que básicamente convierte al usuario en parte de una audiencia: el modelo de las aplicaciones por sobre la web, limita la posibilidad de un usuario para comentar, re-publicar, re-mezclar e incluso enlazar.
  • Ya que estamos en eso… ¿de qué estándares abiertos estamos hablando sobre el iPhone/iPod Touch/iPad? No tienen conexión USB, y el único diálogo que pueden establecer con mi PC es a través de iTunes: a menos que aplique un hack o jailbreak, no puedo utilizar otro software para traspasar música, videos ni aplicaciones… y por supuesto, no hay versión de iTunes para Linux
  • Volviendo a las tecnologías de la web, vale la pena recordar algo de la historia de WebKit: inicialmente Apple basó Safari en KHTML (desarrollado por KDE para Konqueror), que usa una licencia GPL por lo cual Apple debía publicar el código fuente de sus modificaciones al distribuir su software. A medida que avanzó el desarrollo de Safari, las constribuciones de Apple a KHTML comenzaron a ser progresivamente más problemáticas (en parte porque el desarrollo en Apple comenzó un año antes de hacer públicos sus primeros cambios), llegando a un punto en que la mejor opción para Apple no fue seguir contribuyendo al desarrollo de KHTML sino crear un fork. Hoy en día, Google ha superado en número de contribuciones al equipo de desarrollo de Apple (lo que ciertamente no es una buena medida de la cantidad absoluta de trabajo puesta en un proyecto, pero de todos modos constituye un dato a considerar). Incluso ahora, que el desarrollo de WebKit es abierto, Apple usa APIs no documentadas en su navegador que le otorgan una ventaja considerable sobre otras alternativas.
  • Para los que piensan que con el tag <video /> en HTML 5 se acaba lo propietario: para que el video funcione, el navegador debe incluir el códec correspondiente. Actualmente la pelea está entre dos frentes: Ogg Theora, un formato libre y libre de patentes (por lo que es apoyado por Firefox y Opera) y H.264, un estándar abierto pero cuya implementación está sueta al pago de patentes. Apple y Google soportan H.264, y para ello deben pagar miles (¿millones?) de dólares para su utilización… ¿por qué no invertir esa cantidad (la que sea) en el desarrollo de un Ogg Theora?
  • WebKit no ha sido la única vez que Apple comienza un desarrollo desde un proyecto abierto: el mismísimo OSX está basado una variante de UNIX (FreeBSD) y otros proyectos de software libre. Sin embargo, las APIs más elevadas para el desarrollo de software sobre OSX son propietarias de Apple, por lo que no puede ejecutar aplicaciones para Mac. Apple estableció una comunidad de desarrollo esperando recolectar contribuciones para la base de su sistema operativo a través del proyecto OpenDarwin, pero finalmente cerró el proyecto en julio del 2007 .